Inglés | Español

Mi Andadura es la primera exposición del artista en Chile luego de 20 años residiendo en Londres. Son cerca de 300 piezas que se presentan en el Museo Nacional de Bellas Artes entre el 29 de marzo y el 29 de mayo. Las obras están distribuidas en el primer piso y en la Sala Matta: 95 en las salas de las alas norte y sur del recinto, una instalación inédita en el hall central y cerca de mil muestras de su investigación con arcilla en la Sala Matta. Aquí, el público podrá ver el estudio que el artista ha desarrollado sobre la materialidad y el color, integrando residuos mineros y volcánicos, entre otros, y otorgándole a su trabajo un carácter sustentable y ecológico que también es destacado en la muestra.

Son tres los ejes principales que articulan la exposición: el primero, de fuerte influencia precolombina; luego, el paisaje del norte de Chile, y, finalmente, el trabajo que Casasempere ha desarrollado en Londres durante las últimas dos décadas.

“Evolución” es una de las palabras claves para definir esta muestra, que presenta casi en forma total las obras que Casasempere ha desarrollado en más de veinte años de trabajo ininterrumpido, pero con bastantes matices. “Riesgo” podría ser otra.

Casasempere también habla del sentido educativo que se busca darle a la exposición, y es por ello que, junto a Ediciones Puro Chile –organizadores de la muestra–, consideraron llevar a cabo talleres para niños junto al área de Mediación y Educación del Museo y Fundación Caserta —que desarrolla programas para estudiantes, docentes, familias e instituciones—. En ellos, los participantes podrán conocer, guiados por el artista y por monitores, el trabajo con cerámica y la realización de piezas, las que luego serán parte de una escultura pública.

Esta muestra es organizada por Ediciones Puro Chile en una alianza con LarrainVial, Fundación Caserta, Fundación Sonami, CCU, Extend,Decapack y British Council. El proyecto está acogido a la Ley de Donaciones Culturales.